Actualidad

El Consell ha provocado que el Hospital de la Ribera pase del Top-Ten nacional a “ser del montón”

·      “Empiezan a notarse los malos efectos de la reversión en términos quirúrgicos, listas de espera y atención. La evolución es mala con tendencia a empeorar”
 ·      PSPV y Compromís han votado en contra de la subida de las pensiones de 42.680 pensionistas de La Ribera
 
·      El Gobierno de España invierte más de 50 millones de euros en la comarca frente a los menos de 20 del Consell
 
·      Bastidas denuncia que la alcaldesa de Carlet y diputada en les Corts es “invisible” porque no ha conseguido ni una sola obra estratégica del Consell para la comarca o el municipio

02 mayo 2018.-. La vicesecretaria regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Elena Bastidas, ha señalado que la gestión sanitaria del Consell ha hecho que el Hospital de la Ribera pase del ‘Top-Ten’ sanitario a ser “del montón” por una “obsesión ideológica”.  

       Bastidas ha señalado que el hospital de Alzira “era un Hospital de referencia nacional, con unos datos de calidad sanitaria excelentes” que ahora “tras el sectarismo” de la consellera de Sanidad, Carmen Montón, “está en entredicho”. 

     Tanto es así, ha añadido, que “ya se están notando las malas consecuencias de la reversión en términos quirúrgicos, de listas de espera y atención sanitaria”.“La evolución es mala con tendencia a empeorar”. Según ha explicado, la consellera “no se ha guiado por motivos económicos, ni por la eficiencia en la gestión sanitaria, sino por motivos ideológicos”. 

     Bastidas se ha manifestado de esta manera en un encuentro con militantes y simpatizantes de Carlet para explicar el impacto de los Presupuestos Generales del Estado en la Ribera Alta, junto al senador Antonio Clemente y la portavoz del PP en la localidad, Laura Sáez.  

    En esta línea, la vicesecretaria regional ha afeado que en Carlet haya una alcaldesa de Compromís –María Josep Ortega-- que sea a su vez diputada autonómica que “no haya peleado ni una sola obra para la comarca ni para el municipio”. Tanto es así, ha señalado que su grupo parlamentario “y ella misma, han votado en contra de inversiones por valor de 25 millones de euros en la comarca de La Ribera para ejecutar 16 proyectos educativos, sanitarios y Medio Ambiente.

     “¿De qué le sirve a los vecinos de Carlet tener una alcaldesa que no tiene peso en Les Corts?, ha señalado al tiempo que ha indicado que “es una alcaldesa y una diputada invisible” para la comarca que “no ha dudado en oponerse y frenar obras estratégicas como las mejoras para la residencia de Carlet”. 

     Carlet y la Ribera “ha perdido una oportunidad histórica de tener una persona que pudiera defender obras para la zona” pero “ha decidido traicionar a los vecinos”.  

El Gobierno invierte el doble que el Consell 

    En este sentido, el senador Antonio Clemente ha señalado que el Gobierno de España ha invertido o comprometido en los últimos años inversiones en esta comarca por más de 50 millones de euros, algo que choca con los apenas 20 millones del Consell. Es decir, el Gobierno de España invierte más del doble de lo que destina Puig y Oltra a estos municipios. 

    Así, ha explicado que PSPV y Compromís han votado en contra de subirles las pensiones a más de 975.000 personas, 42.680 de ellos de la Ribera Baja que gracias al PP verán incrementar sus pensiones un 1,6% llegando en las más bajas hasta un 7%. Los PGE para la Comunitat  son “un seguro a todo riesgo frente a un Consell en funciones”.  

    Así, ha señalado que mientras el Consell “margina a La Ribera”, el Gobierno de España pone en marcha obras estratégicas como la conexión AP-7 con la ciudad de Alzira, la N-332 variante Sueca, la renovación de la línea Xátiva–Silla, o las obras de modernización de regadíos en la acequia Escalona, en los regadíos tradicionales del Júcar. Fase, en la Acequia Real Júcar o de Carcaixent. 

    Por su parte, la portavoz del PP de Carlet, Laura Sáez ha denunciado que, en pleno mes de mayo, el Ayuntamiento aún no haya aprobado los presupuestos lo que se traduce en una parálisis administrativa y de iniciativas necesarias para la localidad. “No quieren trabajar”, ha denunciado, “están burlándose de los ciudadanos de Carlet”.   

    Así, ha añadido, en Carlet no hay ni una inversión de la Generalitat ni de la Diputación que sea de peso, la alcaldesa “no pinta nada” porque “no ha conseguido ni un solo proyecto a favor de la localidad”.