Actualidad

El alcalde de Tavernes (Compromís) ignora el informe de intervención que apunta a una infracción muy grave

“El Gobierno de Compromís demuestra una vez más que trabaja sin previsión ni planificación para atender las necesidades del municipio. Pero esta vez ese modo de actuar le ha llevado a ignorar el cumplimiento de la ley”, explica la portavoz popular Eva Palomares. “Compromís gestiona los recursos públicos tarde y mal. La última decisión de Gobierno de Compromís de Tavernes de la Valldigna no sólo es electoralista y demuestra la falta de previsión, de prioridades y de criterio, además es ilegal porque tiene informe desfavorable de la Intervención municipal que califica la decisión de infracción muy grave”, apunta Palomares.   

    Compromís presume de superávit y le debería de dar vergüenza porque este superávit únicamente es la muestra de una mala gestión de los recursos públicos. La brutal subida de la contribución, que sufrimos desde la llegada de Jordi Juan a la alcaldía, no supuso inversiones reales para la ciudad. De hecho, tal y como apunta el informe de intervención de la liquidación de 2017 “destaca que las inversiones reales tienen un nivel de ejecución del 39% aproximadamente”.

    En definitiva, “Compromís sólo puede presumir de cobrar demasiado a los vecinos para darles cada vez menos. De nuevo vemos que los presupuestos de Compromís son pura ficción y que no responden a las necesidades del municipio”, comenta Palomares.
 

     “La carestía de inversiones y las superaceras y obras innecesarias han generado el descontento en la población. El Gobierno de Compromís cree que todavía está a tiempo de arreglarlo con estas inversiones a un año de elecciones en 22 actuaciones express, la mayoría improvisadas y sin proyecto, y para las que quieren invertir todo lo que no han hecho en estos últimos años”, valora Eva Palomares. 

      “La ley está para cumplirla y las prisas de Compromís por sus años de dejación no son un argumento válido para saltarse la ley”, sentencia la portavoz popular. Y en este caso Compromís se ha saltado la ley. El informe de intervención es muy claro al respecto: “la modificación de crédito que se propone, pretende financiar inversiones financieramente sostenibles por un total de 1.659.900 euros, siendo muy superiores a las 139.266,86 que puede destinarse conforme a la Disposición Adicional sexta de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera i utilizando parte de la cantidad que tiene que destinarse a reducir el endeudamiento neto”. De hecho, según sigue el informe, el incumplimiento de esta obligación está tipificado como “infracción muy grave”. 

      “La ley es igual para todos y el Gobierno de Jordi Juan de Compromís, como representante de todos los ciudadanos, es el primero que debiera dar ejemplo en su cumplimiento, sin embargo, lamentablemente está demostrando que la instrumentaliza según su conveniencia y para cubrir sus propias carestías”, comenta la portavoz de los populares de Tavernes.

      El Gobierno de Compromís todavía no cuenta con una dotación presupuestaria para comprar el suelo de la depuradora, el colector sigue estando en el aire, la piscina sin abrir y las calles de la parte alta de Tavernes sin tocar. Además, gracias a Compromís, Tavernes ha recibido a los turistas estos veranos sin luz, con parques y aceras destrozados y extremadamente deteriorados, y ahora el Gobierno va a poner una tirolina como inversión urgente y necesaria. Menos infraestructuras y servicio por más contribución.